En los años treinta dos médicos investigadores, Christensen y Hansen, determinaron que las dietas ricas en hidratos de carbono favorecían el rendimiento de los deportistas. A día de hoy sabemos que una persona que realice deporte, debe alimentarse con una dieta equilibrada que contenga 50-60% de hidratos de carbono, 25-30% de grasas y 10-15% de proteínas.

También debemos saber que al igual que todas las grasas no son iguales, todos los hidratos de carbono tampoco. Procesados industriales, ricos en grasas saturadas y azúcares, son productos de los que no deberíamos abusar si queremos llevar una dieta equilibrada.

El pan es un alimento que ha acompañado al hombre desde los inicios de la civilización. Su elaboración se basa en amasar con agua cereales, dejarlo fermentar y cocer en horno. Este proceso tan sencillo y complejo a la vez, lleva alimentando a la humanidad desde el siglo XX a. de C.

Hoy día tenemos una amplia variedad de panes, aunque el elaborado con haría de trigo es el más consumido, podemos encontrar en nuestra panadería panes hechos con centeno, diferentes tipos de trigo y otros cereales, o enriquecidos con frutos secos, etc.

Los panes elaborados de forma artesanal, con materias primas de calidad, son una excelente fuente de hidratos de carbono, además si son integrales, el aporte de vitaminas y fibra es mayor, por tanto, resultan una opción ideal para la alimentación de un deportista.

Los hidratos de carbono son la principal fuente de energía que tiene el deportista a la hora de realizar su actividad física. Estos son acumulados en forma de glucógeno en hígado y músculos. Al consumir carbohidratos complejos, como en el pan integral, se mantiene el índice de glucosa estable durante el ejercicio, mejorando el rendimiento. Además, una vez terminado el ejercicio debe reponerse el almacén de glucógeno, y aquí el pan puede ser una excelente alternativa.

Pan de 7 Semilla y Cereales de Pan Real

Según investigaciones de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte de la Universidad Politécnica de Madrid, los deportistas con actividad física intensa pueden llegar a necesitar entre 8 y 12 gramos de hidratos de carbono por kilogramo de peso corporal y día, es decir, que una persona con un peso de 80 kilogramos, que realiza una actividad intensa, podría consumir hasta 960 gramos de hidratos de carbono al día, para mantener su rendimiento deportivo.

Evidentemente esta cifra es mucho más baja para aquellas personas que realizan ejercicio con intensidad baja o moderada, llegando a cifras de rangos de 3 a 5 ramos por kilogramo de peso y día, lo que supone un consumo mínimo aproximado de 200 gramos de pan al día para una persona de 70 kilogramos de peso corporal.

Pan de Escanda Pan Real

Pan de Espelta y Miel de Pan Real

Pan de Chía Pan Real

Pan Redondo de Centeno de Pan Real

Compartir este artículo

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Los campos marcados son requeridos *

Pan Real - © 2015